DUEÑOS DE LA TIERRA


Queremos ser los dueños

De esta tierra tan bella.

Nos creemos los reyes

o menceyes de ella.


Soñamos con poseerla,

 la ocupamos sin reserva.

Pero no nos damos cuenta

Que somos su condena

los únicos poseedores

Son los que la rodean,

Protegiéndola de vientos,

de fuegos y mareas.


Son esos pinos eternos

Que con su fuerza aquí se quedan.

Sobreviviendo a vientos,

nevadas y tormentas.

Ellos sí son los dueños,

serán quien la posean

Porque ellos sí son eternos,

nosotros, su condena.




Compartir este blog

No hay comentarios:

Publicar un comentario