LOS RETALES DE VIDA DE INMACULADA FUENTES BALLESTEROS NOS ADENTRA HASTA LO MÁS PROFUNDO DE SU CORAZÓN.


Inmaculada Fuentes Ballesteros quería estudiar Medicina, pero por causas de la vida, lo tuvo que posponer hasta que, mucho más adulta, pudo ponerse a ello y sacarse el título de Técnico en cuidados auxiliares de Enfermería y Técnico en asistencia socio-sanitaria.

Pero la vocación de escritora no le vino hasta que alguien le aconsejó escribir sus vivencias, ya que esto sería una forma para que todo aquello le dejara de doler. Así lo hizo, sin pensar por un momento en llegar a publicar nada, simplemente quería sacar todo su dolor, expresarlo en papel y dejar el sufrimiento allí plasmado, en aquellos folios, para que la dejaran vivir en paz.


De esta forma, fue escribiendo relatos que más tarde, después de que sus familiares le aconsejaran sacarlos a la luz, se convirtieron en cada una de las partes de Retales de Vida; un libro que recoge nostalgia, emoción, pasión, humor salidas de las experiencias de la propia Inmaculada. Relatos que ya han calado en cada una de las personas que ha tenido la oportunidad de leerlos, sintiéndose identificados con el propio dolor de la autora, hasta tal punto de asociarlos con sus propias vivencias.








RETALES DE VIDA

En este libro podéis encontrar una recopilación de veintidós relatos cortos que poco tienen que ver entre ellos más allá de un nexo común: una vida; de ahí su título: RETALES DE VIDA.

Se fue forjando poco a pococ. Se fue llenendo de sentimientos, experiencias, de buenos ratos y de no tan buenos.
Sirvió para aliviar mi alma y me hicieron saber que ayudó a reconfortar otras.

Algunos relatos forman parte de los recuerdos, de la nostalgia; otros son referente a una terrible experiencia vivida; los hay que son buenos momentos y hay alguno escrito en tono jocoso que me parece divertido.




No hay comentarios:

Publicar un comentario