MI FARO EN LA OSCURIDAD

Eres como ese faro

que alumbra mi oscuridad en el horizonte,

como un músico que toca su melodía

Y la escuchas, aunque no quieras oírla.



Tus movimientos perfectos

deleitan mi alma,

como un bailarín,

que traza sus pasos sin tocar el suelo.



Me abruma pensar

que, si un día te pierdo,

me quedaré sólo,

Vacío y triste.



En una espera absoluta,

hasta que un ser

como tú,

vuelva para hacer mis días

más llevaderos.

Para que, al fin,

me vaya y nos encontremos.



Si humedeciera mis labios

con tus lágrimas

testaría el sabor de la tristeza,

cuando observas el mundo

desde tu mirada

y compruebas, desolada,

que el ser humano

no te merece.
Para Taifa, mi perrita.




POESÍA PATROCINADA POR:
www.piedrasdebuddha.blogspot.com
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario